TERE!

Antes de empezar a escribir sobre las curiosidades y maravillas de Estonia, voy a intentar solventar varias cuestiones.

No me gustaría estar explicando mis aventuras por estos lares y que mientras estéis pensando para vuestros adentros «Si, si, lo que tu quieras pero allí hace un frío de pelotas», «y cuantos meses os los pasáis a oscuras», «seguro que la gente es más fría que el tiempo», «fijo que se come como el culo», así que voy a comenzar este blog desmintiendo algunos de estos temas.

 

Por cierto, «Tere!» es «Hola!» en estonio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *