JÄÄ | EL HIELO

Mi última batalla contra el hielo había sido en primavera del año pasado en Sort. Era un día soleado. La nieve del día anterior había desaparecido y me disponía a tirar la basura en zapatillas y chándal. Indumentaria clave para mostrar que uno es genuino del pueblo. Que está por encima del bien y del mal.

Al salir a la calle e ir a cruzar la esquina, noté como mis pies se alzaban por encima de mis ojos, la bolsas de basura salían despedidas de mis manos…(todo esto en tiempo bala)… y mis hombros golpeaban contra el suelo. Miré para todos lados. Nadie me estaba grabando para ponerme en Youtube. No me había hecho daño. Pero al volver a ponerme en pie me di cuenta que la misión de tirar la basura se había convertido en una misión imposible. No podía ver el hielo en el suelo, pero sentía que estaba allí. Si daba un paso hacia cualquier lado, volvería a volar. Tuve la suerte que justo pasaba por allí mi colega Alf, y cogiéndome de la manita me acompañó a tirar la basura y de vuelta otra vez a casa.

Esta vergonzosa historia viene a ejemplificar mi animadversión a ese maldito estado acuoso que es… EL HIELO. Uno de mis mayores miedos al pensar en irme a vivir a Estonia. ¿Cuantas veces sería capaz de partirme la crisma en un solo día?

En esta entrada quiero daros algunos consejos que he aprendido con el paso de los meses y que han hecho que pueda ir tan tranquilo aun paseando por una pista de patinaje.

 

VIGILAR A NUESTRO ARCHIENEMIGO, EL MUST JÄÄ. 

must jää

Hay muchas palabras en estonio para denominar los distintos tipos de nieve o hielo, pero sin duda hay una que nos tenemos que memorizar: MUST JÄÄ. El Hielo Negro. Es el más puñetero de todos ya que es el más imperceptible y a la vez el más resbaladizo. Solamente veremos de un tono más oscuro las partes de la carretera donde éste se encuentre.

La receta del must jää es muy sencilla:

1/ Nevar bastante durante un día.

2/ Subir la temperatura por encima de los cero grados hasta que toda la nieve se convierta en agua.

3/ Dejar enfriar por la noche hasta convertirse en hielo.

 

SÍ CAMINAS COMO UN MODERNO DE BARCELONA. PREPÁRATE A MORIR.

hielo_perdidoenestonia

Caminar con las manos en los bolsillos y con el torso hacia atrás, son las dos peores ideas si quieres seguir con dientes y sin fracturas de cualquier tipo.

Después de prestar atención a la forma de caminar de los estonios y estonias, creo haber sacado unas cuantas conclusiones al respecto:

hielo_perdidoenestonia2

 

Tenemos que sentir que nuestra cabeza está por delante de nuestros pies. Tampoco demasiado, no necesitamos emular a Michael Jackson.

Pasos muy pequeños y con decisión. Como si fuéramos muñecas de famosa, pero de mármol.

Sacudir los pies al llegar a la carretera. Así nos quitaremos de las suelas toda la nieve acumulada que compactada hace que nos resbalemos. En el asfalto pocas veces encontraremos hielo o nieve, pero bueno, si os apetece caminar por la carretera. Entre caer o ser atropellado me quedo con la primera, aunque esta claro que la segunda es menos ridícula.

 

OLVÍDATE DE TUS ZAPATOS MOLONES.

weird-and-funny-shoes09

Necesitarás unos zapatos o preferiblemente botas (que te agarren bien el tobillo) que tengan la suela blanda y con algún dibujo que haga que tengan un mejor agarre al suelo.

Hay muchas botas que las venden ahora con sistema NOSEQUELECHES-ANTI-HIELO. Nada, todas van igual, lo importante es que la suela sea blanda. Ya que las suelas duras resbalan que da gusto y sin quererlo te ves protagonizando el Lago de los Cisnes al ir a comprar al mercado.

 

LAS YAKTRAX O LAS CADENAS DEL ABUELO.

yaktrax

En octubre del año pasado bajé a España y acojonado por que el invierno se acercaba (Winter is Coming). Decidí ponerle remedio y comprarme unas cadenas para las botas. Para luchar de igual a igual contra el hielo.

Lo cierto es que ha sido una de las mejores compras de mi vida, aunque sea el único en Estonia que las lleva. Siendo objeto de mofa y sorna en múltiples ocasiones. “Los cacharros del pensionista” les llaman. Pero desde que estoy aquí no me he caído ni una sola vez, se camina por el hielo casi igual que por terreno seco, y eso te da una tranquilidad y armonía que el cachondeo de los demás se hace inaudible. ¡Y qué cojones! Superman llevaba los calzoncillos por encima de los leotardos, pero nadie se reía de él porque podía volar. ¡Pues eso!

9 comentarios
    • Signpainter
      Signpainter Dice:

      jejeje que ilusión!!! Merci tío! Me alegra que te guste! Nos vemos en pocos días, el lunes ya estoy de visita por Sort 🙂

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *