PARDID | LOS PATOS

Poco me esperaba yo, al salir de casa, encontrarme con tal aglomeración de patos a la orilla del mar.

Los patos de aquí se le ríen en la cara a Chuck Norris. Dándose un bañito en el mar a diez bajo cero y luego picando algo bajo un palmo de nieve. No me extrañaría que cazaran a los peces a cabezazos.

 

patos_perdidoenestonia8

patos_perdidoenestonia6

patos_perdidoenestonia5

patos_perdidoenestonia9

patos_perdidoenestonia7

patos_perdidoenestonia2

patos_perdidoenestonia3

patos_perdidoenestonia1

patos_perdidoenestonia4

VAIM | LOS ESPIRITUS

Ayer, los espíritus del mar se adentraron en el bosque.

 

 

perdidoenestonia_playa_pirita_viento1

 

perdidoenestonia_playa_pirita_viento3

 

perdidoenestonia_playa_pirita_viento4

 

perdidoenestonia_playa_pirita_viento2

TERE!

Antes de empezar a escribir sobre las curiosidades y maravillas de Estonia, voy a intentar solventar varias cuestiones.

No me gustaría estar explicando mis aventuras por estos lares y que mientras estéis pensando para vuestros adentros “Si, si, lo que tu quieras pero allí hace un frío de pelotas”, “y cuantos meses os los pasáis a oscuras”, “seguro que la gente es más fría que el tiempo”, “fijo que se come como el culo”, así que voy a comenzar este blog desmintiendo algunos de estos temas.

 

Por cierto, “Tere!” es “Hola!” en estonio.