EESTI TRANSPORT | EL TRANSPORTE EN ESTONIA

Para todos los que estéis pensando en aprovechar el veranito para venir a Estonia. Ya que está claro que a muchos os dan miedo las condiciones adversas (esto dicho con retintín) y que también es cierto que compañias aereas lowcost, como Ryanair o Vueling, operan solamente en primavera-verano.

Hoy os escribo sobre algo tan básico, como útil.

 

¿Cómo funciona el transporte público en Estonia?

perdidoenestonia_tram_tallinn

Pregunta que os vendrá a la mente nada más aterrizar en el aeropuerto de Tallinn. Pensando en “y ahora cómo llego hasta el hotel”, “cómo hago para llegar al centro”,…

Antes que nada deciros que el transporte público es una maravilla, siempre llega a su hora y  se puede ir a casi todas partes, ya sea en autobús, tranvía, tren o trolebús. La mayoría de las aventuras que relataré o las fotografías que podeis ver en esta web, son lugares a los que he llegado en transporte público y a base de patear.

Pero bueno, voy al tema que me disperso. El transporte público en Tallinn es gratuito. Perdón, rectifico. El transporte público en Tallinn es gratuito… para mi. Bueno, no soy el único, ya que todos los residentes en Tallinn gozan de transporte público gratuito dentro de la misma ciudad. Siendo Tallinn, la primera gran ciudad europea en tomar esta medida. Algo que sin duda ya podrían adoptar otras ciudades para que realmente se dejará de utilizar tanto el coche y sobretodo para que eso de la palabra “público” después de “transporte” cobrara sentido.

Pero bueno, si venís de visita entonces tendréis que pagar, aunque sea poco.

 

Comprar la tarjeta de transporte y recargarla.

perdidoenestonia_tallinncard

Para coger el autobus, el tranvia o el trolebús, lo primero que deberéis hacer es comprar una tarjeta de transporte. Cuesta unos 2 euros y la podréis comprar en cualquier supermercado y R-KIOSK, encontraréis uno mismo en el aeropuerto. Y hay decenas de estos kioskos repartidos por toda la ciudad.

Esta tarjeta de transporte es unipersonal, necesitaréis una para cada uno de los que viajéis, y luego simplemente le tendréis que añadir crédito en el mismo R-KIOSK, diciéndole a la cajera/o que os pongan en la tarjeta los euros que digáis.

Tener en cuenta que cada viaje costará 1,10€, pudiendo hacer una hora de transbordo, así que podéis hacer cálculos de lo que más o menos necesitaréis. Para tener más información sobre el tema os dejo este enlace.

Y tener en cuenta que esta tarjeta es para usar dentro del área metropolitana de Tallinn. Si tenéis que ir más lejos entonces tendréis que comprar el billete al mismo conductor del autobús.

Ah! los niños/as de menos de 3 años no necesitan pagar el viaje. Eso sí, no se os ocurra haceros pasar por un niño de 2 años, porque primero no va a colar y segundo, se producirá una situación surrealista en el autobus.

 

Para el tren no vale la tarjeta de transporte.

Pues eso, que si no eres residente y quieres coger el tren dentro de Tallinn. Lo pagarás aparte, comprando el billete al revisor que verás dentro del tren. Si es dentro de Tallinn el coste será de 1,20€. Si queréis moveros a otra parte, podéis ver las tarifas y horarios en la web de Elron.

 

Para coger un taxi. Taxify.

Como ya comentaba en el anterior post. Lo de coger el primer taxi que veáis puede no ser una buena idea. Ya que cada taxista particular o empresa de taxis pone la tarifa que le viene en gana. Os recomiendo descargaros Taxify, app con la que podréis buscar el taxi que más os convenga ya sea por su tamaño, precio, cobro en tarjeta o efectivo o distancia a la que se encuentra. Además en la app podréis decir a donde queréis que venga el taxi y donde queréis que os deje, veréis el recorrido que estáis haciendo en todo momento (perfecto, para estar seguros que no estáis dando un rodeo).

 

Billetes de autobús por 1 euro.

perdidoenestonia_tpilet

Si queréis viajar a Tartu u otras ciudades en vuestra estancia, y queréis hacerlo en autobús. Os recomiendo mirar en la web de T-Pilet con tiempo, muchas veces podréis encontrar billetes hasta por 1 euro o sino, bastante baratos. Lo único es mirarlo con tiempo y no tener miedo a tener que madrugar para coger el bus.

 

 

ÖÖ | LA NOCHE

¿Esperando a que se haga de noche para salir de fiesta? ¡No esperes más! ¡Coge el primer zeppelin y vente a Estonia! En noviembre, antes de las cuatro de la tarde ya es noche profunda. Y contando que empezarás a ver algo de luz a eso de las 10 de la mañana, no quieras saber la cantidad de horas que te puedes pasar disfrutando de la noche, ya sea bailando, petándolo en un karaoke o relajándote en una sauna “24 hours non-stop”.

fiestanocturna_perdidoenestonia

 

Realmente si lo vendieran así, quizás a la gente no le daría tanto palo que se acercara el invierno. Pero lo cierto, es que la oscuridad es una de las cosas a las que más nos puede costar habituarnos.

Y cuando hablo de oscuridad no me refiero solamente a la falta de luz solar. En Estonia, aunque en la mayoría de calles hay farolas, la iluminación suele ser bastante tenue, excepto donde hay un paso de cebra. Lo cual es una maravilla para los amantes de las estrellas y una pesadilla para los que, como yo, por la noche ven menos que un pez frito.

 

estonia_perdidoenestonia

 

Para que os hagáis una idea. Antes de venirme a vivir a Estonia, estaba más que acostumbrado a volver por la noche caminando a casa. Fuera la hora que fuera. Prefería volver a pata y así ahorrar en taxi, moverme un poco, ver la ciudad de noche y divagar entorno a las cuestiones que pasa uno de puntillas en el día a día.

Pues maldita la hora que se me ocurrió hacer eso en Tallinn.

La ciudad de noche se veía diferente y me resultaba difícil reconocer aquellas calles por las que había andado unas horas antes cuando aún había luz. Por si fuera poco en muchos sitios no se veía un carajo, lo cual hacía más divertido el intentar no meter el pie en algún boquete, tropezar con alguna escalera o biga de metal o resbalar con alguna botella. Sin duda Estonia es el paraíso de las barreras arquitectónicas. Y como sí de un videojuego se tratara, en el que cada nivel que avanzas aumenta la dificultad, al faltar pocos minutos para llegar a casa, vi que había llegado al nivel final. La calle por la que había venido estaba completamente a oscuras. Debía caminar completamente a ciegas. Como Caroline en Poltergeist solamente podía ver la luz de la estación de tren en el horizonte. Debía estar a diez minutos de llegar a casa. Gracias a la luz del móvil pude iluminar mis pasos, eso sí, con un miedo terrible a que algún perro me ladrara, lo que me habría provocado un infarto instantáneo. Pero bueno, al final llegué a casa.

La conclusión o moraleja os la resumo en los briconsejos de hoy:

 

Si vas de expedicionario nunca olvides tu linterna.

linterna_perdidoenestonia

Desde mi primera aventura, no salgo de casa sin una linterna pequeña, o en caso de ir al bosque, con el frontal para ir con las manos libres.

 

El reflector o la ilegalidad de morir atropellado.

P3295793

A partir de finales de octubre es obligatorio llevar un reflector colgando del bolso, mochila o abrigo. La multa por no llevarlo asciende a 400€ , lo cual en un país con un salario mínimo de unos 300€ al mes, no es moco de pavo.

El reflector, para los que no lo sepáis, es como llevar una bolsita de te colgando. Dicen que los coches lo pueden ver a 20 metros, pero vamos, si no ves a un tío de metro ochenta vas a ver el reflector.

No hay excusa para no tenerlo, se vende por todos lados, ya sea el kiosko o el supermercado. Por cuatro duros y hay cientos de tipos distintos. Lo más complicado es encontrar alguno con el que no pasar vergüenza. La mayoría son bastante kitsch. A decir verdad, yo creo que los coches te ven a lo lejos por hortera, no porque refleje nada.

 

Ir de negro no ayudará a que te vean los coches.

neo_perdidoenestonia

Pues eso. Que si te gusta vestir a lo Neo, ya puedes mirar bien a ambos lados de la carretera si no quieres un viaje solo de ida a Matrix. Sobretodo hay que vigilar a partir de la medianoche, ya que muchos semáforos se ponen en ámbar y comienza la ley del más fuerte.

 

Elige bien el donde y el cuando.

oscuridad_perdidoenestonia

Sí a las cuatro de la tarde ya es de noche, quizás el plan de hacer un picnic tardío en el bosque no sea la mejor opción. Los estonios y estonias hacen diferentes planes dependiendo del mes del año. Nota mental: jamás creerse más listo que los autóctonos.

 

Algunas noches, Taxify es Dios.

taxify_perdidoenestonia

Maravilla donde las haya, esta app nos ayudará a encontrar el taxi más barato que tengamos cerca, saber si cobra con tarjeta o en efectivo, que tipo de coche es, de cuantos asientos dispone, a que distancia se encuentra y pedir que venga al sitio donde nos encontramos. Un lujo de aplicación en un país en el que hay decenas de compañías distintas de taxi y en la que tenemos que vigilar si no queremos que nos la claven.

Un consejo. Sí alguna vez vais a usar Taxify en Estonia, buscar siempre aquellos taxis que la tarifa de entrada (Base Fare) no supere los 2,50 euros y los 0,50€/km.

 

Vitamina-D por la vena.

agua_perdidoenestonia

Para solventar la falta de luz, muchos estonios recurren a los suplementos vitamínicos. En todos los supermercados encontraremos bebidas que nos venden vitaminas a tutiplén y zumos frescos de todo tipo. Aún así, no es una cuestión por la que preocuparse sí tienes pensado ir a España o países más soleados de vez en cuando. O si eres un bebé o un niño de pocos años, en cuyo caso sí que está bien tomarse una gota de vitamina-D al día.

 

Para terminar el post de hoy. Una cosa que llama la atención es como varia el carácter de los estonios y estonias, de los meses de oscuridad a cuando llega el sol. A la que van aumentando las horas de luz puedes ir viendo, al mismo tiempo, como aumenta su felicidad y se llena todo de un aura de alegría y armonía. La verdad que es digno de estudio. Hay algunos que en febrero no pueden más con tanta oscuridad y en febrero se escapan dos semanas a Tailandia, Tenerife, Málaga, Lisboa, entre otros destinos.

JÄÄ | EL HIELO

Mi última batalla contra el hielo había sido en primavera del año pasado en Sort. Era un día soleado. La nieve del día anterior había desaparecido y me disponía a tirar la basura en zapatillas y chándal. Indumentaria clave para mostrar que uno es genuino del pueblo. Que está por encima del bien y del mal.

Al salir a la calle e ir a cruzar la esquina, noté como mis pies se alzaban por encima de mis ojos, la bolsas de basura salían despedidas de mis manos…(todo esto en tiempo bala)… y mis hombros golpeaban contra el suelo. Miré para todos lados. Nadie me estaba grabando para ponerme en Youtube. No me había hecho daño. Pero al volver a ponerme en pie me di cuenta que la misión de tirar la basura se había convertido en una misión imposible. No podía ver el hielo en el suelo, pero sentía que estaba allí. Si daba un paso hacia cualquier lado, volvería a volar. Tuve la suerte que justo pasaba por allí mi colega Alf, y cogiéndome de la manita me acompañó a tirar la basura y de vuelta otra vez a casa.

Esta vergonzosa historia viene a ejemplificar mi animadversión a ese maldito estado acuoso que es… EL HIELO. Uno de mis mayores miedos al pensar en irme a vivir a Estonia. ¿Cuantas veces sería capaz de partirme la crisma en un solo día?

En esta entrada quiero daros algunos consejos que he aprendido con el paso de los meses y que han hecho que pueda ir tan tranquilo aun paseando por una pista de patinaje.

 

VIGILAR A NUESTRO ARCHIENEMIGO, EL MUST JÄÄ. 

must jää

Hay muchas palabras en estonio para denominar los distintos tipos de nieve o hielo, pero sin duda hay una que nos tenemos que memorizar: MUST JÄÄ. El Hielo Negro. Es el más puñetero de todos ya que es el más imperceptible y a la vez el más resbaladizo. Solamente veremos de un tono más oscuro las partes de la carretera donde éste se encuentre.

La receta del must jää es muy sencilla:

1/ Nevar bastante durante un día.

2/ Subir la temperatura por encima de los cero grados hasta que toda la nieve se convierta en agua.

3/ Dejar enfriar por la noche hasta convertirse en hielo.

 

SÍ CAMINAS COMO UN MODERNO DE BARCELONA. PREPÁRATE A MORIR.

hielo_perdidoenestonia

Caminar con las manos en los bolsillos y con el torso hacia atrás, son las dos peores ideas si quieres seguir con dientes y sin fracturas de cualquier tipo.

Después de prestar atención a la forma de caminar de los estonios y estonias, creo haber sacado unas cuantas conclusiones al respecto:

hielo_perdidoenestonia2

 

Tenemos que sentir que nuestra cabeza está por delante de nuestros pies. Tampoco demasiado, no necesitamos emular a Michael Jackson.

Pasos muy pequeños y con decisión. Como si fuéramos muñecas de famosa, pero de mármol.

Sacudir los pies al llegar a la carretera. Así nos quitaremos de las suelas toda la nieve acumulada que compactada hace que nos resbalemos. En el asfalto pocas veces encontraremos hielo o nieve, pero bueno, si os apetece caminar por la carretera. Entre caer o ser atropellado me quedo con la primera, aunque esta claro que la segunda es menos ridícula.

 

OLVÍDATE DE TUS ZAPATOS MOLONES.

weird-and-funny-shoes09

Necesitarás unos zapatos o preferiblemente botas (que te agarren bien el tobillo) que tengan la suela blanda y con algún dibujo que haga que tengan un mejor agarre al suelo.

Hay muchas botas que las venden ahora con sistema NOSEQUELECHES-ANTI-HIELO. Nada, todas van igual, lo importante es que la suela sea blanda. Ya que las suelas duras resbalan que da gusto y sin quererlo te ves protagonizando el Lago de los Cisnes al ir a comprar al mercado.

 

LAS YAKTRAX O LAS CADENAS DEL ABUELO.

yaktrax

En octubre del año pasado bajé a España y acojonado por que el invierno se acercaba (Winter is Coming). Decidí ponerle remedio y comprarme unas cadenas para las botas. Para luchar de igual a igual contra el hielo.

Lo cierto es que ha sido una de las mejores compras de mi vida, aunque sea el único en Estonia que las lleva. Siendo objeto de mofa y sorna en múltiples ocasiones. “Los cacharros del pensionista” les llaman. Pero desde que estoy aquí no me he caído ni una sola vez, se camina por el hielo casi igual que por terreno seco, y eso te da una tranquilidad y armonía que el cachondeo de los demás se hace inaudible. ¡Y qué cojones! Superman llevaba los calzoncillos por encima de los leotardos, pero nadie se reía de él porque podía volar. ¡Pues eso!

KÜLM | EL FRÍO

Cuando llegas aquí lo primero que te dicen es: “¿pero que haces viniendo de España? Todos nosotros queremos irnos de vacaciones para allí”, “no creo que aguantes el invierno de aquí”, “aún no sabes lo que es el frío” (esta última te la dicen con voz de Robert de Niro).

Vamos, que los estonios y estonias te acojonan un poco con el temita pero al final tampoco es para tanto. Lo de meter miedo a los extranjeros creo que lo hacen para seguir siendo pocos (1.325.000 habitantes y 28 hab./km2).

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¿Cómo no tener frío?

 

Pues abrigándose. Como ya te lo ha repetido tu madre hasta la saciedad. Si te abrigas bien, no pasas nada de frío.

No hace falta llevar ropa super-técnica y de marcas caras, como calzoncillos de Gore Tex o abrigos de Kevlar. Una gran mayoría de la población compra en Humana. No vais a escalar el Everest o a fotografiar focas. Aquí en invierno raramente la temperatura baja de los 15 bajo cero, y un día muy especial de un año frío la temperatura puede llegar a los 30 bajo cero, pero ya sería raro que vinierais unos días y justo os pillara el apocalipsis. Igualmente esas bajas temperaturas se llevan muy bien mientras nuestro abrigo y calzado sean medianamente impermeables y no nos calemos.

Dentro de las casas se está de lujo. Doble puerta en el portal del piso, doble puerta para entrar en casa, ventanas de aluminio con cristal doble, calefacción o chimenea, parqué, en varias casas también hay sauna,… con todo esto, ya os digo que se puede ir en manga corta y descalzos dentro de las casas, y vais a estar mucho más calentitos que en muchas casas de España. Normalmente los españoles que viven en Estonia se resfrían cuando van a visitar a familia y amigos en España.

 

Y aquí van algunos consejos para el frío. Algunos son de perogrullo, pero yo los he aprendido equivocándome.

 

 Cuando salgas a la calle ¡olvidaté del WhatsApp!

No quieras verte intentando quedar con un/a colega, escribiéndote por el smartphone a 10 bajo cero. Si vas a quedar con alguien hazlo cuando estés resguardado y en caso de emergencia lo mejor es llamar. Sino, sufrirás el dolor en los dedos, que se irán pareciendo cada vez más a palitos de surimi.

La mayoría de guantes “touch” no son una opción. El frío sigue entrando igual. Ponte unos buenos guantes o manoplas, que no tienen tanto glamour pero calientan más.

 

Llévate un gorro que te cubra bien las orejas

Lo siento, te va a estropear tu fantástico peinado, pero llevar la cabeza bien abrigada te quitará el frío y te permitirá seguir conservando tus orejas. Qué más se puede pedir.

 

 Una bufanda o Buff nunca está de más.

No dentro de las casas o locales, como si fuéramos arquitectos, modistas o unos modernos. Cuando salgamos a la calle es importante llevar bien abrigado el cuello. Llevar algo que haga de barrera para el frío y el viento. Sino, es una de las formas más fáciles de enfermar.

 

Sí hace frío ¿porqué no te callas?

Lo sé. Venimos de una tradición marujil.  Pero si un día de frío te pones a marujear con los/las colegas por la calle, te digo que al día siguiente vas a empezar a notar un dolor fuerte de garganta. Si aún así prefieres darle al pico, te voy a dar dos consejos que valen su peso en oro:

1/ Infusiones de té con miel, gengibre cortadito muy fino, medio limón y un poco de Vana Tallinn (licor típico de aquí)

2/ Mezclar media cucharada de soda en un vaso grande de agua tibia. Ir haciendo gárgaras y repetir esto 3 o 4 veces al día.

 

Billy Elliot, ponte tus mallas.

Si hace mucho frío y no queremos vestir con pantalones de esquí. Un gran remedio son las mallas térmicas debajo del pantalón. Eso si, yo no las recomiendo a no ser un caso de emergencia. Cuando llegas a un local tienes que ir corriendo al lavabo a quitártelas o te hace efecto microondas en la entrepierna.

 

 El Sr. Vodka no te va ayudar

El alcohol te puede llegar a dar una sensación de calor, pero ¿de verdad te ves con cuerpo como para ir borracho por una ciudad desconocida? ¿podrás esquivar boquetes en el suelo, hielo y otras trampas mortales? ¿no te da miedo quedarte dormido y despertarte a lo Jack Torrance o Walt Disney?

 

Jack Torrance